Artista o extorsionista

“Si no me donas plata no vas a poder seguir disfrutando de mi arte”.

Un verdadero artista, dicen unos. Es la narrativa romántica: el purista solo se ocupa de su arte y no cae en bajezas terrenales como descifrar la manera de ganar dinero. Antes eran los starving artists. Tenían hambre de crear, pero también física hambre. Se desnutrían por amor al arte y a algunos eso les parecía bonito.

Hoy en día es peor. Antes de pasar hambre van a obligar a quienes disfrutan de su arte a pasar las penas de ser extorsionados. “No quieres vivir en un mundo en el que no exista este blog, ¿cierto?” amenaza el creador, “entonces finánciame”. No se han rebajado a buscar si hay una manera de financiar su proyecto sin donaciones. Eso les parece de emprendedores. Del mundo sucio del dinero. Y pues ellos son artistas. Ah. Pero a lo que sí se rebajaron fue a hacer uso de ese principio psicológico que dice que a los humanos nos mueven más las posibles pérdidas que las ganancias. Artistas pero no bobitos.

El purismo de quien se opone a operar como emprendedor no le pesa tanto a la hora de actuar como extorsionador.

“Es que yo soy tan artista que no puedo venderme a cambio de dinero, entonces regálame tu plata consumidor de mi arte o de lo contrario me verás desaparecer”. Qué frase más fea, ¿no les parece?

Aún así es la estrategia que muchos decidieron. Tal vez les cuadra con su visión del mundo: “El sistema es injusto y opresivo y pobre yo artista puro que me rehúso a claudicar ante él”. En su opinión, los artistas exitosos son unos vendidos. Mainstreams. Los verdaderos artistas, en cambio, están ahí como él: luchándola y amenazando a sus admiradores con dejar de existir.

No me malinterpreten: no es este un escrito en contra de las donaciones. Las he hecho y creo que son importantes. Este, en realidad, es un texto para decir algo que creo: el verdadero artista hace todo lo posible para sacar su arte al mundo; el artista que deja de trabajar porque no consiguió suficientes donaciones simplemente no era artista: era un extorsionista con una estrategia de intimidación poco efectiva.

Otros artículos

Dejen su correo abajo para recibir los artículos en sus bandejas de entrada.

Me pueden escribir por Linkedin o a [email protected] con sus comentarios/reacciones.

Evitar perderse nuevos artículos. Es tan fácil como unirse.