¿Cómo hago para que no se me acabe el tema?

La buena noticia es que el “tema” no es un recurso finito. El problema es que hay maneras de volverlo finito, y los seres humanos somos especialmente diestros en esas hazañas.

Lo veo mucho en los que empiezan su podcast (videos, blogs, etc) para ilustrarnos sobre lo mucho que saben de su tema. Tal vez ahí arranca el problema, en la apropiación desmedida del tema. “Esto es lo que sé sobre X y se los voy a explicar” o “soy un experto en marketing, vengan les doy clase”.

No es sorpresa pues que dos meses después el creador ya nos haya “ilustrado” con todo lo que sabía. O puede que no sean dos meses sino dos años. Unos tienen más conocimiento que otros, eso está claro. Pero parten del mismo interés: el de posicionarse como expertos.

Cuando el creador actúa como experto, su labor consiste en descargar la información de su cerebro y plasmarla en papel, vídeo o audio. Eventualmente agotará lo que tiene por decir. Su conocimiento como experto es amplio, pero no infinito. Pensaría uno que se agotó el tema. Pero no: lo que se agotó fue el conocimiento que ese experto tenía sobre ese tema. El tema sigue ahí, intacto. Se trata de un recurso renovable. Solo que el que se jacta de ser experto es ciego frente a esa realidad.

Caso muy distinto es el del creador que parte desde la posición del curioso. El curioso no tiene interés en pontificar sobre su experticia. No dice “este es el tema y les voy a contar lo que sé sobre él”. El curioso parte del principio de ignorancia. El mismo que dio nacimiento a la ciencia, como relata Harari en Sapiens. Se trata de la humildad de reconocer que no tenemos ni idea, pero que podemos salir a averiguarlo.

¿Cómo hago para que no se me acabe el tema?

Fácil: no lo acabé con sus ansias de superioridad. Recuerde que el humilde indaga, mientras que el soberbio relata. La mayoría de temas son infinitos, solo que los humanos los volvemos finitos con nuestra infinita incapacidad de admitir nuestra propia ignorancia.

Otros artículos

Dejen su correo abajo para recibir los artículos en sus bandejas de entrada.

Me pueden escribir por Linkedin o a [email protected] con sus comentarios/reacciones.

Evitar perderse nuevos artículos. Es tan fácil como unirse.