De haber sabido

De haber sabido el significado de la palabra ensayo, probablemente le habría encontrado la gracia.

Y es que cuando la profesora decía, “Tienen hasta el lunes para entregarme un ensayo sobre la historia política de Colombia”, nadie quedaba motivado. Menos cuando advertía sobre los requisitos del texto: “Cuatro páginas, en letra Times New Roman 12 y a espacio sencillo”. Que aburrición.

¿Qué es un ensayo? Una tarea muy aburridora. Un texto sobre un tema impuesto -por lo general soso, común y desgastado- que uno debía analizar -bajo las mismas ideas que los otros 50 compañeros- para pasar una materia que uno no entendía de qué le va a servir cuando fuera grande.

Aunque las épocas de educación formal -y de ensayos forzados- ya quedaron atrás, la sola mención de la palabra ensayo suele causarme repulsión. A veces me pasa que escojo un libro que me muero por leer, y la cajera de la librería dice “ah, estos libros de ensayo son muy buenos”. No puede ser. Hasta los libros buenos los quieren asociar con tareas aburridoras, ¿cuál es la insistencia?

Decidí que no podía seguir así. Tenía que confrontar el fantasma. Averiguar qué viene siendo -a todas estas- un bendito ensayo. Lo busqué en google y ¿saben qué? En ninguna parte salió que un ensayo fuera algo que impone una profesora, en el colegio, sobre un tema aburrido y con un mínimo de páginas y que debía escribirse en una tipografía específica.

Todo lo contrario: un ensayo es una maravilla. Y es que ensayo hace referencia a ensayar; a intentar. Es intentar, a punta de razonamiento y palabras, convencer a un lector que lo que uno dice tiene sentido. Es la herramienta de quien pretende hacer sentido del mundo y de su vida. Proviene del latín exagium, que se refería al acto de pesar. El ensayo, pues, es probar unas ideas. Balancearlas. Someterlas al escrutinio de otros.

Más alentador verlos así que como tareas aburridoras, ¿no creen?

Que distinto habría sido que alguien se hubiera tomado el tiempo de explicarnos que quiere decir un ensayo antes de ponernos a ensayar sin rumbo, pero bajo la rigidez de los requisitos técnicos.

Otros artículos

Dejen su correo abajo para recibir los artículos en sus bandejas de entrada.

Me pueden escribir por Linkedin o a [email protected] con sus comentarios/reacciones.

Evitar perderse nuevos artículos. Es tan fácil como unirse.