El culto de la velocidad

Las ideas a veces se camuflan de realidad, le dije a un amigo estos días.

Yo sé, tremendo poeta.

Pero es verdad. Y no hay mejor ejemplo que la idea de que las empresas existen para generar utilidad a sus accionistas.

Es una idea, ¿sabían?

No es el orden natural de las cosas. Aunque lo pareciera: así de generalizada está la idea que, por cierto, es relativamente reciente (finales del siglo XX).

Las ideas a veces se camuflan de realidad. Como la que ha moldeado al mundo del emprendimiento en los últimos años. Crecer, escalar, hacerlo todo a velocidades astronómicas.

Antes, la empresa que crecía 2x en un año festejaba; hoy, se esconde. El culto de la velocidad se ha expandido acorde con el principal de sus postulados, el de la exponencialidad.

Hoy en día quien se decide a crear empresa, enfrenta inevitablemente el discurso de la velocidad. Lo escucha de pares, de inversionistas, incluso de empleados.

¿Por qué no más grande?

¿Más escalable?

¿Más rápido?

Tan general es la idea que queda difícil discernir si es una idea o el orden natural. Las ideas a veces se camuflan de realidad.

Medir el beneficio de una idea no es tarea fácil. Después de todo, la de Friedman -maximizar el valor para accionistas- generó progreso como ninguna, pero también degeneró en matices salvajes que tanta mala fama le han creado al capitalismo (y tanto han degradado el planeta).

La del culto de la velocidad nos ha traído unicornios y ha ampliado la frontera de lo que es posible. Sus costos aún no son evidentes: ¿habremos perdido la capacidad de crear empresas duraderas?, ¿habremos firmado la extinción de los espacios laborales que no queman a la gente?

Muchas preguntas quedan por responder. Mientras tanto, para el patito feo, el que le está apostando a otro tipo de empresa -una que no optimiza por velocidad-, un recordatorio: es solo una idea. Nada más que una idea.

Otros artículos

Dejen su correo abajo para recibir los artículos en sus bandejas de entrada.

Me pueden escribir por Linkedin o a [email protected] con sus comentarios/reacciones.

Evitar perderse nuevos artículos. Es tan fácil como unirse.