Category: Marketing

Problemacentrismo

No he encontrado un concepto más importante que el de enfocarse en problemas. Podríamos llamarlo problemacentrismo. Se trata del desecho de las ideas como generadoras de proyectos. O, por lo menos, como sus principales generadoras.

El problemacentrismo le llama la atención a ese aspirante de emprendedor que está tirado en el sofá, escuchando música mística para inspirarse y encontrar esa idea de negocio que le cambie la vida. Esa no es la ruta, dice el problemacentrismo y lo confirman la mayoría de emprendedores exitosos. La ruta es enfocarse en problemas por resolver. Esa es la manera de agregar valor en una economía: encontrar qué no está resuelto, qué está mal resuelto, qué problema existe y ni siquiera lo sabemos.

Artículo completo »

Sobre lanzamientos de proyectos

Hace un par de días lanzamos un nuevo podcast/show. Le hicimos cierta campaña de expectativa pero no fue mayor cosa. Recibimos algunas críticas de amigos que percibieron un lanzamiento descuidado con una comunicación no del todo clara. Tendrán razón probablemente en algunas de esas observaciones, pero no quiero escribir sobre esas particularidades. Me interesa más la idea de lanzamiento y lo aterradora que parece.

Aunque parece definitivo, en mi experiencia el lanzamiento termina por convertirse en nada más que un recuerdo lejano, un evento insignificante para el éxito del proyecto.

Artículo completo »

¿Tenemos ideas o las ideas nos tienen?

La frase es de Carl Jung, psiquiatra, escritor, y, para algunos, un personaje oscuro: después de todo Jung escribía sobre los aspectos oscuros de nuestra personalidad y los nombres que les asignaba (como la sombra) no eran propiamente light.

Pero no hablemos de Jung. Hablemos más bien de Sears. Sí, Sears el almacén. ¿Sabían que nació en el siglo XIX?

Artículo completo »

Marketing: ¿de los mismos creadores del dinero fácil?

Pareciera ser así. Basta con ver a los que alquilan yates para tomarse fotos como si fueran los dueños y subirlas a Instagram. En alguna parte leí que, de hecho, hay jets privados ofrecen ese servicio: se sube uno al jet parqueado y mira soñador por la ventana mientras le hacen el photo-shoot. Qué maravilla.

Ese, obviamente, es el extremo de presentar una falsedad como realidad. Pero entre ese y el otro extremo -el de un producto/servicio de verdad que aporte- hay muchos ejemplos de personas y marcas que echan mano de mañas y tácticas (sino engañosas, por lo menos desleales) para vender algo que no sirve/no aporta.

Artículo completo »